14 febrero, 2017 Actualidad

Los cambios y manifestaciones de gran calado a las que nos está acostumbrando cada día la nueva Administración Norteamericana, incluye también a los organismos internacionales. Ya podíamos imaginar que la Organización de Naciones  Unidas no iba a estar entre sus prioridades, pero las declaraciones de la recién confirmada embajadora de EEUU a NNUU, junto a los amplios rumores de que los fondos de ese país a la Organización Internacional están en el punto de mira, pueden hacer que éstos figuren los siguientes en la lista de recortes.

Norteamérica aporta el 22% del presupuesto

Los contribuyentes de ese país aportan el 22% del presupuesto regular de NNUU (algo más de 600 Millones de US$), además del 29% del presupuesto adicional para el mantenimiento de la paz, y otras contribuciones voluntarias a varias agencias del sistema de NNUU.  Sin embargo, ya desde hace tiempo y por imperativo del sector republicano, ha ido reduciéndose la financiación a organismos que entraran en alguna de las siguientes categorías: Reconocimiento como miembro de pleno derecho a la Autoridad Palestina, el aborto como método de planificación familiar, evitaran sanciones a Irán o Corea del Norte o estuvieran influenciadas por estados que apoyaran al terrorismo.

Una orden ejecutiva puede estar en preparación analizando su aportación voluntaria de fondos con un recorte dramático de hasta el 40%, y de forma específica a las organizaciones que entren en alguno de los criterios comentados o que adopten una postura tibia sobre los mismos.

La aplicación de estos criterios abordan una delgada línea de doble filo.

¿A quién afecta?

Para empezar a la UNESCO, ya que admitió el Estado de Palestina en 2011, al FONDO POBLACION – UNFPA, por su política de apoyo en China  a los programas de limitación de la población, y algo parecido afecta a UNAIDS, ACNUR Y UNICEF.

La silla Iraní ocupa o ha ocupado muy recientemente puestos destacados en diversos organismos – ONU MUJERES, UNICEF, UNODC- Oficina de Naciones Unidas para Droga y Crimen, Justicia Penal y Prevención del Crimen, OMT, ACNUR, etc.

Sudán es miembro del Comité Ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos -PMA y miembro de la Comisión para el Desarrollo Social, etc.

Las organizaciones en las que países con denunciadas situaciones de violación de derechos humanos y libertades religiosas que ocupan destacadas posiciones son demasiado frecuentes, e incluyen al Consejo de Seguridad y al Consejo de Derechos Humanos… Irán y Corea del Norte reciben tecnologías de doble uso de la OMPI – Organización Mundial de la Propiedad Intelectual de NNUU, e Irán recibe pingües fondos de ONUDI, aun a pesar de las sanciones sobre actividades nucleares.

Una lista extensa de organismos que, independientemente de la eficacia que sus actuaciones puedan tener en el puzzle internacional, juegan un importante papel en la cooperación y política de adquisiciones a la que nuestro mundo empresarial intenta acceder. La reducción de fondos, no augura nada bueno.