2 mayo, 2015 Licitaciones Begoña Albizu

Crece el interés  de las empresas por las oportunidades de negocio derivado de los proyectos licitados por el mercado multilateral,  un mercado rentable, pagador y seguro,  aunque no exento de complejidades.  El negocio es creciente, y cada vez más abierto a empresas tipo  pymes, pero la entrada en este campo implica barreras de comienzo de negocio, pues tiene sus reglas y se precisa una curva de aprendizaje bien controlada.

Nuestra recomendación consiste en  comenzar en primer lugar con un buen y centrado procedimiento interno en la empresa para disponer de la información temprana  sobre los posibles proyectos.  Este procedimiento debe derivarse de una reflexión en la empresa sobre los proyectos que habitualmente se concursen en los que tenga encaje la actividad desarrollada por la empresa.

Tecnología y contactos comerciales

La evolución de las tecnologías de comunicación ha facilitado de forma extraordinaria tanto la adquisición de conocimiento e información sobre los proyectos.
Por ello,  una certera  labor partirá de una buena conjunción de contactos comerciales en el país beneficiario contactando a las agencias receptoras dándose a conocer, y de haber realizado los deberes de cara a conocer las necesidades del cliente, utilizando acertadamente las fases del ciclo de vida del proyecto. Por otro lado, también  los elementos de apoyo avanzado y su mejor utilización, ya que de forma paulatina van ofreciendo las bases de datos públicas habituales de este mercado.

Sin embargo, aún siendo accesible, es laboriosa, por lo que debe concedérsele el tiempo de preparación que requiere, y considerarla una inversión para que posteriormente merezca la recompensa en efectividad, pero sobre todo en recibir la información que se  debe recibir,  en su momento, y no tarde, cuando el plazo disponible ya no compensa a la empresa para realizar una labor eficaz y competitiva.

La búsqueda de información ¿Una labor menor?

Todavía hoy muchas empresas consideran que la búsqueda de información resulta una labor menor, y quedan a  la espera de que la información se produzca, perdiendo oportunidades y sobre todo posibilidad de adquirir  posicionamiento ante el proyecto y ante el cliente.

Si establecer un procedimiento es importante, no lo es menos encargar a una persona responsable dentro de la empresa, entrenada y con conocimiento adquirido sobre cómo mejor utilizar las facilidades disponibles. Por ello consideramos que la organización interna de la empresa, y comenzando por la implantación para obtención oportuna de información, quizá sea uno de los aspectos más complejos para las empresas que acceden al mercado multilateral.

Una buena dosis de organización interna, con  creación de procedimientos  y asignación de responsabilidades crea el fondo para una base de partida, donde tienen gran cabida las empresas, como los profesionales que aportan sus especialidades y experiencias.

El camino de aprendizaje es posible, pero exige dedicación, constancia y sobre todo paciencia, ya que los procesos no son rápidos, y son complejos y laboriosos al principio.

Si el tema le interesa y quiere conocer en profundidad el entramado y la forma de trabajo en el mercado multilateral, puede empezar accediendo al siguiente enlace http://www.fai.com.es/portfolio/comprender-claves-licitaciones-multilaterales/